¡Volvimos recargados!

Santa Elvira de Tracura

Desde hace un par de días que estamos de vuelta de nuestras vacaciones, las cuales como familia realmente nos merecíamos y necesitábamos en forma urgente. Por supuesto después de tan esperadas y ajetreadas vacaciones, es necesario recuperarse físicamente y es por esta razón que tuvieron que pasar necesariamente un par de días para que el blog diera nuevamente señales de vida.

Nuevamente fuimos de vacaciones a Santa Elvira de Tracura, un lugar de turismo rural enmarcado en la Araucanía Andina, en el camino que conecta Melipeuco con Icalma, próximo a la entrada sur al Parque Nacional Conguillío.

Aprovechamos de desconectarnos completamente de la ciudad puesto que en dicho lugar no hay señal de telefonía celular y las cabañas a disposición de los viajeros no disponen de televisión, aunque por supuesto tienen otras comodidades como luz, refrigerador, horno microondas, hervidor eléctrico, cocina, calefont, y por supuesto camas con buenos colchones y buena ropa de abrigo.

En esta ocasión no participamos de las labores del campo, puesto que teníamos interés en realizar otras actividades al aire libre.

Recorrimos completamente el Sendero Sierra Nevada en el Parque Conguillío, para lo cual ya habíamos invertido en pantalones desmontables, poleras dryfit, zapatos y bastones de trekking, mochilas de hidratación, sombreros con barbiquejo, etc., para todos los miembros de la familia, además de una mochila de 40L para mi de tal forma de cargar con la alimentación, puesto que se trataba de un sendero de 12Km ida y vuelta con un desnivel de aproximadamente 1000m, llegando en su punto más alto a un lugar donde pudimos rellenar nuestras mochilas de hidratación con agua de deshielo, y sacarnos una foto con una lengua de nieve.

Otro de los panoramas fue realizar un paseo a caballo por el día completo al límite con Argentina, pasando por la Laguna El Marcial donde hicimos un descanso para poder almorzar. Cada uno cabalgó en su propio caballo, y en el caso de Martín y Paola Belén, sus caballos iban tirados por los caballos de los 2 guías que nos acompañaron en dicha travesía. Lamentablemente no pudimos llegar al límite con Argentina, debido a que un gran árbol cayó bloqueando la huella, y aunque el guía nos dijo que los caballos podían saltar el árbol para continuar, nuestra inexperiencia para montar podría hacer que cayéramos del caballo cuando este saltara. Intentamos rodear el árbol, pero la selva de matorrales hacía imposible el avance de los caballos. De todas maneras fue una aventura increíble.

También tuvimos oportunidad de conocer las Termas El Rincón en el sector de Coñaripe, un lugar increíble con termas naturales muy bien mantenidas y tinas de agua termal, rodeadas de un entorno maravilloso, además de disponer de una exquisita gastronomía con productos locales.

Finalmente también hicimos una paseo por el día en vehículo a la localidad de Villa Pehuenia en Argentina por el Paso Icalma. Disfrutamos de un día exquisito, nos bañamos en el Lago Aluminé, almorzamos en un restaurant donde cada uno pidió lo que quiso y en mi caso me zampé un bife de chorizo de 500g que estaba tremendamente sabroso.

El resto de los días nos quedamos en Santa Elvira de Tracura, disfrutando de su entorno, de ricos desayunos, almuerzos y onces, de siestas a la sombra de los frondosos árboles que hay en el lugar, de noches de juegos de salón, e incluso hicimos una pequeña fogata en un “pancho” para asar marshmallows y disfrutar de un cielo estrellado que nunca tenemos oportunidad de ver en Santiago debido a la contaminación atmosférica y lumínica.

En resumen, fueron unas vacaciones agotadoras físicamente, pero todos pudimos darnos cuenta que nuestra mente agradeció ese cambio de switch tan necesario.

0 Responses to “¡Volvimos recargados!”


  • No Comments

Leave a Reply